Una de las intervenciones mas complejas destinadas a la remodelación de la mama, es la corrección de la asimetría mamaria.

En las operaciones estéticas de simetrización del seno, se busca igualar dos mamás que son desiguales en forma y/o tamaño.

Según Nancy Etcof en su interesante obra “La supervivencia de los más guapos, Ed. Debate” en la naturaleza, la simetría es sinónimo de salud y fecundidad. Esta autora basándose en diversos estudios afirma que “la simetría va unida a la belleza porque actúa como medida de la salud general”; las personas con rasgos faciales o corporales más simétricos han sufrido menos enfermedades lo largo de su vida. Etcof, cree que los hombres y mujeres con rasgos faciales y corporales simétricos resultan más atractivos a los demás. Sin embargo es casi imposible encontrar personas que sean totalmente simétricas. Un estudio citado por Etcof afirma que las mujeres con mamás grandes y simétricas son más fértiles. A los hombres suelen atraerles las mujeres con senos voluminosos y simétricos porque ven en ellas (inconscientemente), madres que pueden proporcionar hijos sanos.

Casi todas las mujeres muestran un pecho más grande que otro, sin que ello afecte en su imagen corporal o en sus relaciones: afectivas, sociales o sexuales. Si embargo; una asimetría mamaria evidenciada como una gran diferencia de volumen (anisomástia) puede ser un problema social o psicológico. En la anisotelia existe una desigualdad en el pezón y la areola. La anisomástia y la anisotelia pueden ir unidas.

La desigualdad en la forma y el el tamaño del pecho, puede ser debida a muchas causas y manifestarse de diferentes modos (grado de desarrollo, forma, tamaño, porcentaje de grasa o glándula, etc.). Varios síndromes y enfermedades están asociados a la asimetría mamaria.

En los casos más leves la desigualdad se limita a una pequeña diferencia de tamaño, en los casos más graves puede haber una diferencia en la estructura osteomuscular o existir dos mamás completamente distintas en su forma y tamaño. Uno de los senos se puede mostrar hiper o hipodesarrollado respecto al otro.

Durante la pubertad siempre hay un desarrollo desigual de las mamás, comienza creciendo una mama antes que la otra, esta asimetría temporal se suele corregir al terminar el desarrollo, aunque es normal que persista algún grado de asimetría. Cualquier alteración en el proceso de desarrollo mamario puede dar lugar a la asimetría, por ejemplo una diferente respuesta a los estímulos hormonales.

La asimetría mamaria puede ser un problema social, afectivo y psicológico en la mujer afectada, en consecuencia está indicada la corrección de la asimetría mediante cirugía plástica. La mayoría de las pacientes que requieren este tipo de cirugía son chicas jóvenes.

Además de las asimetrías mamarias que aparecen en las adolescentes a consecuencia de alteraciones en el desarrollo, también pueden aparecer asimetrías en la edad adulta tras el embarazo, un accidente, enfermedad de la mama o mastectomía.

Las opciones quirúrgicas son múltiples dependiendo de las alteraciones existentes. La evolución del tejido difiere según la técnica escogida. Si las opciones quirúrgicas son diferentes las mamás pueden evolucionar de forma diferente a lo largo de los años.

Para la corrección de mamas asimétricas es imprescindible acudir a cirujanos plásticos con experiencia en este tipo de cirugías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *